Sí señores, Microsoft se ha visto forzado a bajar el precio de su consola de juegos para poder combatir a Nintendo y su consola Wii. Aunque realmente son cosas muy diferentes, la ventaja tecnológica está de parte de Microsoft, pero la ventaja de la diversión apunta a Wii.

Hace poco hablando con un amigo me decía que su hijo quería una consola para su cumpleaños. El padre le ofrece una Wii, ya que estaba acostumbrado a los comentarios favorables del hijo cada vez que jugaba con una en casa de sus amigos. El niño le dijo al padre ¡NOOOO! Y este sorprendido le pregunto por que no quería la Wii y el niño le dijo “es que la quiero para jugar yo solito, no con mis amigos”

Yo creo que eso es lo que define realmente el mercado de consolas. Wii seguirá siendo el “Rey” en lo que a juegos en sociedad se refiere. Es muy divertida para jugarla con los amigos, haciendo gestos y piruetas. Pero la Xbox y el PS3 son para jugadores más centrados en el juego. La gran calidad gráfica del PS3 y su capacidad como reproductor de Blu-Ray lo han puesto a ganarle al Xbox desde hace rato. Pero ahora la diferencia de precio es muy grande. Aunque Sony dice que no, para triunfar en navidad, y llevarse el listón azul en ventas, tendrá que rebajar el precio. Si no amplia su base de clientes, los desarrolladores de juegos, el verdadero corazón de la industria, migrarán a Xbox. Y si eso ocurre el PS3 quedará relegado a jugar el papel de “reproductor de Blu-ray de bajo costo” privilegio que en cualquier minuto pasará a las manos de alguna empresa china. Sony deberá escoger. O se vuelve un reproductor de Blu-Ray aún más barato o se queda como la consola más cara –y por mucho.

Mientras, nos divertiremos también viendo esta guerra de precios. Y es que hablar de juegos es también estar hablandodeti.

Share

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here