azureSin duda alguna para todos los ejecutivos de TI, pensar en llevar algunos procesos de su corporación hacia nubes externas, es una promesa de reducción de costos sin sacrificar escalabilidad. Y es que entre las premisas base de la nube están la optimización de costos al utilizar un esquema de uso en demanda donde sólo se paga por lo que se usa.

Para Christian Linacre, Gerente de Seguridad de Microsoft para Latinoamérica, el mercado de software como servicios en Latinoamérica tiene un potencial enorme, pero aún hay que desmontar algunas preocupaciones en las mentes de los ejecutivos de TI, como puede ser la seguridad en la nube. Por eso en su “llamada mensual de seguridad” Linacre y su grupo se enfocaron en este tema.

Lo primero que tiene que quedar claro es que al buscar economías de escala usando nubes de cómputo, el usuario cede parte del control sobre sus datos y procesos. Esto no necesariamente es inconveniente o inadecuado. Microsoft plantea un esquema para ejecutar aplicaciones en la Nube que garantiza niveles de seguridad basados en niveles de servicio, ya sea en la nube de Microsoft, o en Nubes de terceros –en especial de socios de negocios—con tecnología Microsoft. Si se recuerda que la base de la plataforma de Nube de Microsoft es el llamado Windows Azure, y las tecnologías montadas sobre este (SQL services, .Net srvices, etc.) se puede ver claramente la posición privilegiada de la empresa de Redmond para cerrar este sistema y garantizar la seguridad.

Linacre señala en una lámina de su presentación los cuatro retos más importantes que ve Microsoft para la seguridad en las Nubes:

1. Requerimientos regulatorios globales y complejos. En un mundo de Datos y servicios distribuidos globalmente, estos están sujetos a numerosas regulaciones, estatutos y estándares de la industria que suelen ir en varias direcciones (son exigidos por países, acuerdos comerciales entre países, gremios empresariales, bolsas internacionales, etc.

2. Mayor interdependencia entre las entidades del sector público y privado y sus clientes que obliga a la existencia de una infraestructura y servicios confiables

3. Ambiente de alojamiento dinámico que exige constantes revisiones de la infraestructura

4. Ataques cada vez más sofisticados que afectan a todos los niveles de software y aplicaciones aumentando la complejidad para brindar seguridad

Estos retos son superados, a decir de Linacre con una estrategia de defensa contundente, basada en seguridad de aplicaciones, administración de identidad y acceso, seguridad de alojamiento, auditoría y reporte, protección de datos, protección de red y seguridad física.

La verdad es que este tema es realmente clave para que la adopción de las Nubes realmente se extienda. Microsoft cuenta con 400 socios de negocios habilitados para ofrecer aplicaciones basadas en el esquema de software como servicio y si quiere desarrollar al máximo este potencial deberá enfocarse en educar a los clientes y socios sobre las ventajas de este esquema, sin descuidar nunca la disponibilidad, escalabilidad y fiabilidad de estos servicios.

En fin, la labor es ardua pero no imposible. Y eso sí, cuando vea a un asesor –de Microsoft o de un socio de negocios- que se le acerca para plantearle usar un esquema de software como servicio, piense que también le estará hablandodeti.

Share

2 Comentarios

  1. Pero hay una percepción de que MS siempre deja múltiples agujeros de seguridad en sus productos, que pareciera sacarlos a la venta sin haberlos probado extensivamente y ¿quién asegura que no será asi en este caso?

  2. Realmente en las áreas de servidores y nubes en Microsoft ocurren muchas menos vulnerabilidades que en el mundo de Windows, ya que hay un trabajo fuerte por verificar la seguridad de dichos productos, que incluye largos periodos d eprueba con algunos usuarios voluntarios –usuarios de alto nivel: empresas, corporaciones. El problema en Windows suele agrvarse por la mutitud de combinaciones de programas y sistemas, que hace muy dificil un «testeo» de cada configuración de hardware y programas, además de heredar –aún en Vista y en Windows 7– estructuras de archivos y formas de ejecución de sistemas muy viejos y poco seguros. ¿Sabí usted que a pesar de contar con novedosos procesadores, la mayoría de las versiones de Windows que han existido los manejan como si fueran un viejo procesador 286 ó 386?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here