El origen de la expresión “El Cuarto Poder” para referirse a la prensa escrita data de antes de la Revolución Francesa, y tuvo su origen en el gran poder que esta ejercía sobre el pensamiento del pueblo. Montesquieu definió los tres poderes iniciales –ejecutivo-legislativo y judicial—y a la llegada de nuevos medios de comunicación como la TV y la radio, pareciera lógico asumir a estos como parte del mismo cuarto poder. Sin embargo muchos dudan al definir el quinto poder. Algunos dicen que se trata del Estado y su poder interventor, otros reservan la nomenclatura para aplicársela a las redes sociales surgidas alrededor de la Internet, mientras algunos dicen que se trata del pueblo.

Pero lo que sí queda claro es que estamos ante el surgimiento de un “Sexto Poder”, uno sin ética conocida –lo cuál no significa que no la tenga. Se trata de los hackers, o más bien de las asociaciones de hackers. Las acciones más representativas las han llevado a cabo los del Grupo Anonimous, pero existen decenas de estas en asociaciones en el mundo.

El caso de Sony y su red PSN podría ser la mejor muestra de este recién surgido poder. ¿Quién puede asegurar a ciencia cierta que lo que le ocurre a Sony con los datos de la red PSN, no es una simple venganza por haber inhabilitado la ejecución de Linux en su consola PS3 y haber demandado a un hacker –GeoHot— por haber burlado su protección? Ya hemos visto lo que Anonymous es capaz de hacer, especialmente después de desatarse el escándalo WikiLeaks. Allí los hackers pusieron de rodillas a los bancos que habían retirado su apoyo a WikiLeaks, así como otras organizaciones que habían dado la espalda a Assange y sus amigos.

Este tipo de presión –completamente mal ejercida—sólo puede ir en aumento de cara al futuro, dados los grandes éxitos obtenidos por Anonymous. Y cómo bien se sabe que el poder corrompe, faltará poco para que estas acciones dejen de necesitar una justificación, y sean emprendidas sólo para satisfacer el ego –o los intereses propios—de algunos en particular. Además estas organizaciones gozan de un anonimato casi perfecto, que les permite actuar de la manera que les provoque.

En un mundo donde el equilibrio de poder es fundamental para evitar la anarquía, veremos que tanto pueden aportar las organizaciones como Anonymous. Y es así como al hablar del “Sexto Poder” querido lector, quizás esté hablandodeti, y sin estar consciente de ello.

Share

1 Comentario

  1. Felicitaciones por su blog, el cuál leo con frecuencia.
    Las amenazas d elos hacker son serias y las pequeñas empresas no pueden recuperarse de ataques así. Menos mal que por ahora sólo atacan a las grandes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here