IBM lleva tiempo insistiendo con su visión de un mundo ás inteligente, capaz de impactar en la vida de los ciudadanos. Como arte de esta visión, hay muchas ramas distintas, incluyendo el uso de analítica de negocios para mejorar los servicios públicos, ciudades inteligentes capaces de auto-regularse y mucho más.

Una de las vertientes más recientes tiene que ver con el comercio inteligente. Esta area es una de las prioridades de la empresa, al punto que hace ya varios años incluso cuenta con un centro de comercio al detal en Guadalajara, México, donde muestra soluciones específicamente diseñadas para esta área.

En el marco de “smarter planet” IBM está desarrollando un sistema de realidad aumentada diseñado para reconocer objetos dentro de una tienda y brindar información extra a los consumidores. De hecho el sistema ya se encuentra en periodo de prueba.

Con más de 1.000 millones de teléfonos inteligentes que serán vendidos en el 2014 y con un 92% de las compras al detal aún ocurriendo en tiendas reales, IBM se propone brindar una experiencia de compra mejorada, asistiendo al consumidor –que en más de un 58% desea obtener más información de los productos a comprar “sin salir de la tienda” y aumentar ese 19% de consumidores –en EE.UU..- que usan sus smartphones mientras están comprando en las tiendas.

La implementación del sistema de manera comercial, sería una de las primeras veces en que el tantas veces anunciado de realidad aumentada se pondría a funcionar comercialmente, en dispositivos dirigidos a consumidores finales.

Una implementación como está permitiría a los compradores, una vez que se interesaron por un artículo, obtener información extra del mismo. Desde existencia en el inventario, colores u opciones disponibles, hasta revisiones y críticas realizados por otros usuarios, pasando por ofertas locales a cada tienda, la idea será evitar que el consumidor salga de la tienda para realizar un “anális extra” sobre la compra, más aún teniendo en cuenta de que las personas suelen tomar decisiones de compra, justo cuando están en las tiendas, frente a los bienes por comprar.

IBM quiere hacer este proceso independiente de la lectura de códigos de barra o códigos QR impresos en el empaque del producto, más bien se trata de que sea una experiencia más natural, al estilo tradicional de la realidad aumentada, es decir, que baste con fijar la mirada en un objeto para empezar a obtener más información del mismo.

Es claro que una tecnología tan avanzada y amigable puede convertirse en una característica diferenciadora muy importante, por lo que las grandes cadenas de venta al detal están muy pendientes de su desarrollo. Es así que quizás la próxima vez que entres a una cadena de ventas de gran tamaño, y te ofrezcan unos lentes para ver la mercancía, o quizás te pidan descargar una App en tu celular inteligente, pues entonces estaremos hablandodeti.

Share

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here