projectshieldnvidia
Que las plataformas de juego principales están retrasadas en sus actualizaciones es algo que todos sabemos. Los PS3, Xbox y Nintendo Wii tienen ya años de haber salido al mercado y salvo algunas actualizaciones menores –o poco afortunadas—como las del PlayStation Vista han ocurrido pocos eventos significativos en este mundo.

Desde hace un tiempo empieza a hablarse de una cuarta alternativa, una posibilidad basada en software libre y que ofrezca una plataforma para que terceros produzcan títulos de juegos libremente.

La primera oferta al respecto se trata de la consola Ouya, basada en Android, que pretende revolucionar el mercado de los juegos a su salida, en el segundo trimestre de 2013. Se trata de una opción abierta, capaz de ejecutar juegos gratuitos, con opciones de juego en línea. El proyecto pretende ofrecer una consola de bajo costo, entre US$99 y US$120, que pudiera convertirse en la favorita de hackers y aficionados, de surgir nuevas versiones de juegos clásicos.

Otro proyecto, conocido como GameStick, también ha sido anunciado. Se trata de una consola portátil, pero para conectarse a TVs. La consola basada en Android, ofrece un rendimiento gráfico bajo, pero un precio igualmente bajo –alrededor de los US$79 en EUA—y trabaja con un “dongle HDMI”. También debe llegar al mercado en el seguno trimestre de 2013.

Pero Nvidia no se quedó atrás y ha dado la primera gran sorpresa de este CES, con el anuncio del Proyecto Shield –Proyecto Escudo, en español—una consola portátil basada en Android que se asemeja a un control tradicional de videoconsola, pero incluye una pantalla –tipo Retina Display—con resolución HD de 720p. Dicha consola se puede conectar a TVs HD, vía WiFi o con un cable HDMI, y que amenaza también con sacudir el mercado de juegos, en la categoría de consolas portátiles.

Esta consola, de acuerdo con el WSJ corre android JellyBean y se basa en la última familia de chips de NVidia, específicamente de la familia Tegra, el Tegra A15CPU, que incluye un procesador gráfico de 72 núcleos. Si leyó bien, 72 núcleos de procesamiento gráfico.

La amplia experiencia de NVidia en el mundo de los juegos, es quizás el mayor argumento para augurarle éxito a la plataforma, aunque el hecho de ser una plataforma abierta también suene muy atractivo. El hecho de que NVidia y sus procesadores Tegra estén en muchos teléfonos inteligentes y tabletas que se venden en el mercado, también permite presumir que se pueda crear una certificación –al estilo de la certificación de PlayStation de Sony para teléfonos—basada en este chip, en otros dispositivos distintos a la consola. Habrá que esperar a ver como recibe el mercado a esta nueva plataforma.

Pero lo que si parece consolidarse es la idea de brindar plataformas de juego abiertas, no controladas por una marca, al menos de la manera tradicional y casi monopólica que han impuesto los tres grandes fabricantes. Además esta plataforma consolidaría también un nuevo modelos de distribución de juegos mediante tiendas en línea –al estilo de las tiendas de Apps de Android o iOS—en lugar del esquema tradicional de ventas de cajas.

Hasta ahora, lamentablemente no se ha hablado acerca de compatibilidad entre las distintas consolas basadas en Android que se proponen, algo que le añadiría solidez a la propuesta.

Lo cierto es que a partir de este año, estaremos hablandodeti Android, cada vez que hablemos del mercado de juegos.

Share

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here