Hablando de TI

Blockchain: ¿disruptor en seguridad digital?

agosto 08
22:50 2018

Mucho se ha hablado de la tecnología de Blockchain –la misma que hace posible al Bitcoin—y de cómo esta puede cambiar industrias como logística, finanzas y las notarías y registros. Pero no por eso el entusiasmo sobre esta tecnología, descentralizada y casí a prueba de hackers, ha dejado de crecer y cada vez se exploran más oportunidades de usarla para cambiar otras industrias, causando en muchas una disrupción, por lo que es muy válido preguntarse si su efecto sobre la seguridad podrá ser considerado también como una disrupción

 

La gran popularidad del Bitcoin y otras criptomonedas han dado a conocer al mundo la tecnología subyacente, Blockchain, y aunque la mayoría de la gente ha escuchado sobre esta novedosa forma de almacenar la información, casi a prueba de hackers, pocos saben en que consiste. Incluso las crisis de las criptomonedas, especialmente los problemas de seguridad con robos mil millonarios, no han logrado afectar negativamente a Blockchain y grandes empresas como IBM, Oracle, HPE o Microsoft apuestan fuertemente al Blockchain como uno de sus mayores pilares de crecimiento.

 

Las primeras aplicaciones de Blockchain

Además de usar Blockchain para registrar las operaciones de las criptomonedas, cuyo caso más notable es el Bitcoin, las primeras aplicaciones que se pensaron para Blockchain se referían a transacciones muy parecidas a las de las criptomonedas. Logística, registro de operaciones bancarias, y áreas semejantes fueron los candidatos lógicos. Hoy, más de una década después del surgimiento de Blockchain, algunas aplicaciones que se están pensando son muy distintas. Músicos independientes y HP, por ejemplo, han estado trabajando con una aplicación de Blockchain para la industria de la música, donde se busca lograr una mejor repartición de los beneficios generados por la música. En un mundo donde la música se ha vuelto digital, hace sentido tener un mecanismos digital para manejar la industria, permitiendo a los artistas vender directamente a los usuarios su producción, incluyendo contratos inteligentes que repartan estos beneficios de manera automática a todas las partes involucradas. Un ecosistema que se maneja sólo, de manera automática, gracias a Blockchain, criptomonedas y contratos inteligentes.

 

Mejorar la seguridad con una tecnología segura

Los grandes escándalos de robos y fraudes con criptomonedas tienen más que ver con fallas de seguridad de los banqueros digitales –brokers—o con estafas tradicionales, que con aspectos relacionados con Blockchain. Sin embargo los detractores de las criptomonedas –entre los que se ubican grandes economías del mundo– han intentado usarlas en contra de todo el sistema, incluyendo Blockchain.

¿Qué es Blockchain?

Es algo difícil de entender a profundidad sin aprender y digerir antes varias docenas de conceptos. Pero a groso modo se trata de una base de datos distribuida entre muchas computadoras –mientras más es más segura—que permite registrar transacciones de manera única y no manipulables haciendo uso de varias técnicas poderosas, incluyendo un cifrado de alto nivel y el uso de claves públicas y privadas para cifrar la información. Una vez registrado un dato en esta base de datos, no puede desaparecer, ya que está replicado en la mayoría de las computadoras de la red, pero si puede ser modificado, incluso marcado como borrado, pero la información siempre estará allí, registrada en un bloque de datos, al que se le suman nuevos bloques de datos que permiten añadir, modificar o eliminar datos. Es cómo una versión electrónica, a prueba de fraudes, de un libro contable.

Que la tecnología sea a prueba de hackers es algo que no se puede demostrar fácilmente, pero se basa en un concepto sencillo: si unas 200,000 computadoras tienen almacenada la información de una transacción, un hacker queriendo cambiarla debería acceder al menos a la mitad de ellas de manera simultánea y cambiarla en cada una de ellas, una tarea que por ahora luce imposible.

Pero hay muchas aplicaciones de Blockchain a la seguridad que ya se están explorando. Desde mejorar la seguridad de las tarjetas de crédito de los usuarios almacenados en las grandes tiendas, hasta la creación de aplicaciones descentralizadas y evitar ataques DDoS, son muy positivas las expectativas.

La trazabilidad de Blockchain, donde se conservan todas las transacciones u operaciones los hace ideal para mejorar la seguridad de archivos. Algunas firmas están utilizando Blockchain para guardar huellas digitales de archivos electrónicos, que resultan de aplicar un algoritmo sobre el documento, para asegurar que un documento almacenado no ha sido cambiado. Este es un mecanismo que desde hace mucho se utiliza en computación –es una versión más compleja de la técnica de Checksum—pero que ahora gracias a Blockchain se puede hacer público de manera segura. Por ejemplo los gobiernos pueden generar sus documentos oficiales y los usuarios pueden verificar que se trata de las versiones originales con sólo consultar la Blockchain asociada. O una tienda de aplicaciones como la AppStore de Apple o Play de Google, pueden asegurar que las Apps que están guardadas no han sido modificadas revisando esta huella.

Las estafas con granjas de dominios, donde reemplazan el servidor de nombres de Internet por uno con información manipulada, o los ataques a registradores de nombres de dominio, desparecerían como por arte de magia con cambiar la base de datos de los dominios de Internet a una distribuida basada en Blockchain. Así no se podría atacar a la base de datos central –ya que no existiría– y los fraudes realizados en las granjas se desmontarían solos ya que el resto de las computadoras en la red los desmentirían automáticamente.

Los sistemas de autenticación de usuarios y dispositivos también son susceptibles de mejorar con el uso de Blockchain, eliminando el factor humano del proceso. Autenticaciones únicas, inmodificables pueden ser el resultado de este sistema, que además tendría una historia exacta y precisa de los cambios realizados, incluyendo la autoría de cada uno.

La descentralización de los datos que ofrece Blockchain, comulga además con la idea original de la Internet, una red que fácilmente puede sobrevivir a un ataque o a la desaparición de parte de la red. Bases de datos sensibles pueden así distribuirse y evitar conflictos al ser vulnerados unos pocos servidores.

 

Pero no todo lo que brilla es oro

Hay muchos más usos posibles de Blockchain en el mundo de la ciberseguridad, incluyendo desde listas blancas de software o de sitios web, hasta bases de datos de virus y amenazas compartidas por toda la industria. Sin embargo también el uso de Blockchain tiene algunos contras:

  1. Es necesario contar con una gran red de computadoras…y mantenerla funcionando. En casos como el de las criptomonedas, el pago por pertenecer a la Blockchain es el resultado directo de que tan involucrada esté esa computadora en el proceso y se le conoce como minería. Pero en servicios de seguridad habría que buscar una sustitución a ese ingreso, para mantener funcionando la red. Algunos expertos piensan que las empresas de seguridad deberían ofrecer sus servicios como suscripción y compartir con el resto de la red sus ganancias, algo que puede ser muy complicado
  2. Hay que evitar el excesivo tráfico de información. Mandar una dato a la Blockchain puede significar enviar un dato a 200 mil computadoras o más, y eso genera un sobre uso de la red que puede ser muy importante. En las criptomonedas estos mensajes son muy pequeños pero en otras aplicaciones pueden ser mucho más grandes y generar un sobre uso que colapse la Internet.
  3. La trazabilidad no es para todos. La idea de poder borrase de la Internet, que defienden muchos partidarios de la privacidad digital, sería imposible. Todo lo que se registra en Blockchain se queda allí, aunque operaciones posteriores anulen o modifiquen la información, la información nunca desaparece.

Existen muchas otras consideraciones que impactan en el uso de Blockchain en el mundo de la ciberseguridad, pero sin duda que aplicaciones como las aquí expuesta pueden beneficiarse grandemente de esta tecnología. La gran pregunta que queda en el aire es ¿Blockchain podrá ser un disruptor de la ciberseguridad, o sólo será una herramienta útil, que mejorará el panorama, sin afectarlo radicalmente?

 

 

 

Share

About Author

Alcides León

Alcides León

Ingeniero en Computación, Comunicador especializado en tecnología, Blogger, Asesor en SocialMedia, Venezolano y Latinaoméricano

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

PUBLICIDAD

La seguridad en Internet depende del usuario

Preocupa el terrorismo en Redes Sociales


Activar "https" para protección

Tweets HablandodeTI